Conozca a Eric Yuan, el famoso empresario detrás de Zoom

EMPRESARIOS
27/05/2020
88

Fundador de Zoom

Conocido últimamente como “el rey de las videoconferencias”, Eric Yuan es el fundador de Zoom, la famosa aplicación para realizar videollamadas que le ha salvado la vida a miles de empresas, universidades, escuelas y todo tipo de organizaciones que, debido a la contingencia generada a partir de la pandemia del coronavirus, han tenido que realizar todas sus actividades de forma remota.

 

Este empresario tiene en la actualidad una fortuna estimada de US$7.800 millones gracias a su aplicación de videoconferencias online que, entre otras cosas y a pesar de su fama, ha estado involucrada en ciertas controversias relacionadas a la seguridad cibernética. Pero, ¿cómo llegó Eric Yuan a convertirse en un empresario exitoso?, ¿cuál es la historia de su emprendimiento?

 

El inicio de la idea millonaria

 

Aunque hoy en día muchos conocen y utilizan Zoom para realizar conferencias y todo lo que implica el teletrabajo, clases virtuales, reunirse con sus amigos, conectar con familiares o simplemente participar de eventos masivos de forma virtual, casi nadie conoce a Eric Yuan, el creador de la aplicación preferida para continuar con la vida en medio de la cuarentena.

 

A pesar de que sus usuarios desconozcan —por ahora— su nombre, este multimillonario de Silicon Valley proveniente de China, entró a la prestigiosa lista de Forbes junto a personajes como Jeff Bezos y Bill Gates.

 

Su historia comenzó en la provincia de Shandong, China, en donde nació de padres ingenieros especializados en minería. Luego de estudiar ingeniería como sus padres en su país natal, trabajó cuatro años en Japón e, inspirado por un discurso de Bill Gates, decidió emprender rumbo hacia Estados Unidos con el objetivo de montarse en la ola de la innovación tecnológica de los noventas.

 

De esta forma, Yuan llegó a Silicon Valley a los 27 años sin hablar muy bien el idioma inglés pero con toda la intención de encontrar un lugar para desarrollar sus habilidades. Así fue como empezó a trabajar en la firma WebEx, que posteriormente fue adquirida por Cisco Systems, y en donde se convertiría en vicepresidente de ingeniería.

 

En 2011 Yuan decidió presentarles a los ejecutivos de Cisco Systems una idea para un proyecto nuevo que tuvo cuando estaba en la universidad y debía viajar en tren durante más de 10 horas para ver a su novia. Se trataba de una aplicación para realizar videoconferencias que no sólo funcionaria en equipos de escritorio sino también en teléfonos inteligentes. En pocas palabras: Zoom.

 

Elegir el momento ideal es muy importante al lanzar una empresa

 

Luego de que los ejecutivos de Cisco rechazaron su idea, Yuan decidió renunciar y crear su propia empresa con el objetivo de desarrollar el proyecto. Sin embargo, pronto descubrió que su idea no era tan novedosa ante los ojos de los inversionistas, quienes se rehusaron a apoyar su proyecto debido a que se trataba de un mercado saturado de competidores.

 

Forzado a solicitar financiamiento por parte de amigos y conocidos, Yuan empezó a desarrollar una plataforma orientada a las videoconferencias empresariales en un mercado en el que ya habían bastantes competidores.

 

Aun así, Zoom empezó a crecer y a obtener buenos resultados incluso cuando el sector tuvo una fuerte caída en sus acciones a mediados del año 2019. No obstante, estos resultados positivos no se comparaban con lo que estaban a punto de experimentar durante la pandemia del COVID-19.

 

Aunque la mayoría de mercados del mundo se estrellaron de frente con la crisis provocada por la pandemia, las acciones de Zoom aumentaron en casi 140% y para abril contaban con más de 300 millones de usuarios alrededor del mundo. Se estima que la fortuna de Yuan creció en más de US$4.000 millones en tan sólo 3 meses.

 

En parte, este famoso empresario le atribuye su éxito al gran acierto que fue lanzar su empresa en el momento adecuado, es decir, durante el auge de los teléfonos inteligentes y los servicios de almacenamiento en la nube.

 

“Zoom no es segura”, la polémica que los puso a temblar

 

De la noche a la mañana, millones de personas alrededor del mundo estaban usando Zoom no solo para trabajar, sino para estudiar, encontrarse con amigos y conectar con familiares en medio de las medidas de confinamiento que se extendieron por el globo. Y es que la ventaja competitiva de Zoom en relación con otras aplicaciones como Skype y Hangouts, es que la aplicación de Yuan no obliga a los usuarios a registrarse, ofrece una interfaz más fácil de utilizar y permite la participación de hasta 100 personas de forma simultánea y gratuita durante los primeros 40 minutos.

 

A pesar de todo esto, pronto se hicieron sentir los cuestionamientos por parte de cientos de expertos en seguridad cibernética alrededor del mundo que empezaron a analizar el código de la aplicación gracias a su auge. Los resultados preocuparon a empresarios y políticos del mundo que habían utilizado la aplicación para tener muchas de sus importantes y sensibles conversaciones.

 

Los medios de comunicación masivos de todo el mundo empezaron a denunciar casos de hackers que ingresaban a las videollamadas con el objetivo de publicar contenido pornográfico u ofensivo —también conocido como zoombombing— y casos de robo de información sensible de usuarios que utilizaban la plataforma.

 

Debido a que Zoom había sido pensada como una plataforma para uso empresarial y que los ejecutivos de la empresa no contaban con el gran boom de su aplicación a raíz de las medidas de confinamiento mundial, no estaban preparados para brindar un soporte integral a grandes empresas u organismos estatales que realizaran llamadas en las que se discutiera información sensible y confidencial.

 

Debido a la controversia y a los cuestionamientos que ministros, políticos y directores de empresas en todo el mundo, Yuan tuvo que emitir un comunicado disculpándose por las fallas de seguridad que presentaba la plataforma. Adicionalmente, la empresa se encargó de hacer actualizaciones de software con el objetivo de ofrecer mayor seguridad a los usuarios. Aunque para muchos expertos Zoom sigue siendo poco segura para tratar asuntos delicados o sensibles, sí es una herramienta muy útil para uso empresarial cotidiano y uso personal.

 

Ahora, con el lanzamiento de nuevas plataformas y con el continuo mejoramiento que la competencia ha estado implementando en sus herramientas para videollamadas, Zoom se enfrenta al reto de mantener su popularidad y ofrecer un servicio que se siga destacando en el mercado.

 

  

Leer más:

 

Cómo deben actuar las compañías ante un momento de incertidumbre política

• Soluciones financieras para reportados en datacrédito

• ¿Qué implica implementar el Home Office en las empresas?

 

 

 

 

+ LEIDO