Cómo deben actuar las compañías ante un momento de incertidumbre política

LEGAL
13/05/2020
115

Estrategia de mercados en crisis por Coronavirus

El panorama político de las naciones rara vez es estático. Al contrario, en las últimas épocas ha sido bastante común que se desaten situaciones complejas que generan inestabilidad política y económica al interior de los países. Esto puede tener repercusiones significativas para las empresas nacionales y para las compañías multinacionales que tengan su origen allí.

 

Algunos de los ejemplos recientes de situaciones de incertidumbre política que han requerido estrategias de mercado extraordinarias para las empresas son, por ejemplo, el Brexit, el movimiento de los chalecos amarillos en Francia, las protestas civiles en Venezuela o las situaciones que han vuelto crítico el panorama latinoamericano. En todos estos casos, las empresas han tenido que encontrar formas de enfrentar estos desafíos con el objetivo de reducir el impacto económico o una posible amenaza a la continuidad del negocio.

 

¿Cuál es la magnitud real de la incertidumbre?

 

Lo primero que todas las empresas deben analizar en tiempos de incertidumbre política es el alcance de la crisis y los efectos potenciales que puede tener en el mercado. De esta forma, será más fácil determinar si esta situación afecta directamente las condiciones económicas, es decir, generará variaciones en el costo de los materiales, la competitividad del producto o los comportamientos de consumo; o si se trata de una amenaza directa a la continuidad del negocio en ese mercado.

 

Analizar la estabilidad del mercado

 

Adicionalmente, las empresas deberán determinar si el mercado en el que se encuentran tiene la estabilidad suficiente para emprender estrategias audaces frente a la incertidumbre o si, por el contrario, se trata más bien de un mercado en crecimiento qué puede representar una seria amenaza a la existencia de negocio como tal.

 

Para algunas empresas, la mejor opción será analizar sus operaciones internacionales y considerar la opción de mover sus actividades principales a una nueva ubicación. Para otras, con un panorama más desalentador, la prioridad será emplear estrategias que minimicen las consecuencias de la situación y que permitan salvaguardar todo lo posible.

 

Balancear las operaciones

 

En un escenario de crisis considerable, muchas empresas deberán analizar la opción de balancear su portafolio de actividades con el objetivo de sobrevivir La incertidumbre. De esta forma, se deberán plantear estrategias para reducir los costos de algunas funciones al interior de la organización para, por ejemplo, soportar la caída de las ventas.

 

Anticipar diferentes escenarios políticos

 

Sentarse y esperar cuál será la evolución de la incertidumbre no necesariamente es el mejor acercamiento a la crisis. Por el contrario, anticipar todas las salidas a la incertidumbre con la mayor cantidad de información e investigación posible ayuda a las empresas a tener un panorama más completo y un margen más amplio de acción para tomar las decisiones pertinentes que permitan enfrentar la crisis o salvar la compañía.

 

Este análisis son los diferentes escenarios posibles que se presenten durante la incertidumbre y también debe extenderse al panorama que habrá una vez se supere la crisis. Las empresas que lograron sobrevivir a los periodos de agitación política serán aquellas que determinen con anterioridad sus estrategias para avanzar luego de la tormenta.

 

Qué deben tener las empresas para enfrentar una crisis

 

Una empresa que esté preparada para momentos de incertidumbre política debe contar con ciertas características y enfocar sus esfuerzos en ciertas áreas de sus operaciones para tener “herramientas” importantes que explotar durante las crisis.

 

Por un lado, como lo ha demostrado la fuerte crisis mundial del covid-19, las empresas deben contar con procesos serios y eficientes de transformación digital que les permitan contar con estructuras y métodos sólidos para funcionar en escenarios que impliquen las limitaciones físicas y presenciales.

 

Por otro lado, es importante contar con liderazgos sólidos que le permitan tener a toda la organización con fortaleza psicológica para enfrentar con creatividad y motivación cualquier tipo de escenario que se presente.

 

Además, las empresas deben contar una gran capacidad de adaptación a los cambios, que les permita modificar estrategias y adaptarse a nuevos mercados sin sufrir daños o comprometer la organización interna.

 

Finalmente, es importante recordar que las empresas que se paralizan ante el miedo tendrán menos posibilidades de atravesar la crisis y remontar los mercados.

 

  

Leer más:

 

Soluciones financieras para reportados en datacrédito

• ¿Qué implica implementar el Home Office en las empresas?

• Los trabajos e industrias que el covid-19 le está costando al mundo

 

 

 

 

+ LEIDO