¿Por qué sumarse a una asociatividad sectorial o comercial?

ECONOMÍA
05/11/2019
169

Asociaciones comerciales para crecimiento empresarial

Las alianzas estratégicas en las empresas siempre han existido, se trata de establecer acuerdos de cooperación entre dos o más partes para perseguir objetivos mutuamente beneficiosos. Puede haber o no un contrato involucrado, pero todas las partes entienden claramente los objetivos de la alianza y se comprometen a trabajar juntos para alcanzar las metas deseadas.

 

La asociatividad son esas alianzas que las empresas, sin importar si son grandes, medianas o pequeñas, realizan para aumentar su productividad y competitividad en el mercado, generalmente a niveles regionales, dado que permiten a las empresas la oportunidad de aumentar su base de clientes y mejorar el negocio. El valor de las asociaciones se evidencia cuando existe una verdadera sinergia.

 

Los beneficios de sumarse a la asociatividad del sector de su negocio

 

Es común ver que cada sector empresarial cuenta con al menos una asociación de empresas y esto se debe a los múltiples beneficios que significa para quienes hacen parte de esta.

 

Ganar nuevos clientes es solo una de las muchas razones para formar asociaciones. La asociatividad puede significar que su empresa tendrá acceso a nuevos productos, alcanzar un nuevo mercado, bloquear a un competidor (a través de un contrato de exclusividad) o aumentar la lealtad de los clientes.

 

Así mismo, los empresarios pueden usar las asociaciones para fortalecer los aspectos débiles de sus negocios, lo cual les permite prosperar y abrir nuevas oportunidades de crecimiento inesperadas, como desarrollar en conjunto una política de calidad que se convierta en estrategia para la captación de los clientes y así poder generar un valor agregado para los consumidores.

 

El estudio Asociatividad. Una alternativa para el desarrollo y crecimiento de las pymes del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional de Rosario indica que  unas de las principales ventajas es que en un modelo asociativo es que las empresas miembros deben compartir los riesgos y aun así conservan su independencia y autonomía, lo cual estimula la especialización e incrementa la posibilidad de establecer nuevas redes de contactos ampliando y potenciando los esfuerzos individuales.

 

Además, posibilita la reducción de costos, la incorporación de la tecnología, un mejor posicionamiento en los mercados, el acceso a mercados de mayor envergadura, la capacitación de recursos humanos, el incremento de la productividad, el acceso a recursos materiales y humanos especializados, el desarrollo de economías de escala, la disponibilidad de la información, la captación de recursos financieros, la optimización de estándares de calidad, el desarrollo de nuevos productos, la creación de ventajas competitivas y la mejora de las posibilidades de negociación con clientes y proveedores.

 

Asociaciones de pequeñas empresas

 

Las asociaciones no son exclusivas para las grandes empresas como suele creerse, existen asociaciones de pequeñas empresas que son la base para impulsar su crecimiento y conocimiento de marca en el mercado. En muchos casos se trata de alianzas entre pymes, instituciones educativas, profesionales y otras organizaciones locales sin fines de lucro. Así las asociaciones funcionan como el actor encargado de ayudar a las empresas miembros a crecer localmente, expandirse a nuevos mercados y seguir siendo competitivas en un mercado global cada vez más complejo y en evolución.

 

Generalmente cuando hablamos de asociatividad en pequeñas empresas el enfoque principal es que estas puedan acceder a capacitación y consejos de ventas y marketing, asesoramiento comercial local, oportunidad de establecer nuevos contactos y referencias de expertos en el sector principal del negocio.

 

Igualmente ofrece una voz colectiva para los propietarios de pequeñas empresas, que se puede convertir en la imagen que los represente ante otras asociaciones (más grandes o antiguas), alianzas con grandes compañías o jugar el papel de defensor ante la dinámica del mercado y la economía nacional.

 

Líderes gremiales como Efrén Cardona, Jaime Alberto Cabal y Germán Pardo instan a que empresarios y propietarios de pequeñas empresas necesitan sumarse a la asociatividad el sector en el que se desempeñan o a una asociación comercial más amplia, para poder mantenerse competitivas en el vertiginoso mercado actual.   

 

 

Leer más:

 

Iniciativas para disminuir el uso del plástico en Colombia

• Los mejores blogs para estar al tanto de lo último en tecnología

• Tendencias de consumo y pago de créditos

 

 

 

+ LEIDO